Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

Rendimiento y desarrollo personal

-???-


20 duras lecciones para aprender a los 20 años

Liderazgo y rendimiento > Rendimiento > Rendimiento. Toma de decisiones

Tus 20 años son la edad de recibir unas duras lecciones y descubrir lo que realmente te gusta del mundo y cómo encajas ahí. La transición de un estilo de vida sin responsabilidades importantes hacia el "mundo real" hace que los 20 años sean una década de duras lecciones. Dondequiera que estés en la edad de 20 años, ya sea si eres independiente o estás aún con tus padres, haciendo tu carrera o en la escuela de posgrado, puedes aprender de los que ya han pasado por esto.


20 duras lecciones para aprender a los 20 años


Aquí hay 20 duras lecciones que todas las personas deben aprender en sus 20 años

1. Tu visión del mundo probablemente podría ser defectuosa.

Es natural sentirte como si tuvieras una sólida filosofía de vida descubierta en el momento de graduarte en la universidad, pero lo más probable es redefinir la forma de ver las relaciones, la política, tu carrera, y cualquier otra cosa que te puedas imaginar. Como dice Rachel Laine, "descubres que todo lo que pensabas, todo lo que habías descubierto estaba trágicamente mal, irrisoriamente confundido o era absolutamente delirante."

2. Es más difícil que funcionen tus mentiras y excusas.

Tal vez tenías la costumbre de salirte con la tuya cosas inventando historias para tus padres o profesores. Pero la mentira y el engaño no servirán más en tu vida profesional o personal.

3. Ya no puedes salir de fiesta como solías hacerlo.

En la universidad es posible que hayas sido capaz de pasar una noche bebiendo como un pirata hasta las 2 de la mañana y llegar a clase a las 11 horas. Este tipo de estilo de vida es incompatible con la mayoría de las carreras. Y llegarás a encontrar que a medida que avanzas a través de los 20 años, tu cuerpo encuentra cada vez más difícil hacer frente a los excesos. Disfruta de tus vicios con moderación, haz ejercicio y come bien. Tu futuro yo te lo agradecerá.

4. Los demás se van a resentir si intentas tener siempre la razón.

Vas a tener que dejar de estar en lo cierto en todos los temas, esto no es un concurso ni es un juego. No se puede ganar siempre en la vida. Así que vete pensando en decir "gracias por tu perspectiva. Voy a pensar en eso," o, "Me equivoqué. Lo siento."

5. La vida es dura y nunca se vuelve más fácil
.

A medida que tus responsabilidades comienzan a acumularse a partir de los 20 años, te darás cuenta de que salir adelante - y sobre todo lograr un gran éxito - requiere mucho trabajo. Y siempre habrá fracasos y reveses.

"Vas a fracasar en la vida, una y otra y otra vez. No va a sentir que esto sea justo. Tal vez durante décadas. Tienes que seguir adelante. Sigue adelante." Los logros significativos requieren sacrificios y dedicación.

6. Las relaciones significativas son difíciles de mantener.

Cuando decides considerar el matrimonio o por lo menos una seria relación romántica, te vas a dar cuenta de que requiere un montón de sacrificios y trabajo. Te darás cuenta de que lo mismo pasa con tus amigos más cercanos, que también vas a cambiar a medida que envejeces. Pero estas relaciones son más importantes para tu felicidad y satisfacción que cualquier otra cosa en tu vida.

7. Eres reemplazable en el trabajo.

Muchas empresas se presentan como familias, pero verás que al final del día eso son sólo palabras. Si tu empresa ya no puede darse el lujo de seguir con tus servicios o piensa que puede invertir más sabiamente en otra persona, se te desvincula de esa familia con bastante facilidad. La empresa no te quiere. No tiene corazón

8. No dispones la eternidad para encontrar y perseguir tu pasión.

El dinero que consigues por tu trabajo no significará nada si no estás realmente disfrutando de la vida. Si persigues una carrera exclusiva para tener un gran sueldo y dejar de lado las cosas que te gustan para perseguirlas más tarde, encontrarás que a medida que creces se convierte en algo mucho más difícil el cambiar de profesión o dedicarse a un proyecto que te apasione.

9. No tienes derecho a nada.

Es necesario ser humilde, sobre todo con las ventajas que puedes haber recibido por pura suerte. Y nunca pienses que sólo porque tienes títulos de universidades de élite te van a garantizar privilegios en la vida. Sé agradecido por lo que tienes y te das cuenta de que en un momento se pueden perder las cosas que damos por sentado.

10. Las peleas y los rencores te harán una persona miserable.

Evite las peleas. En serio, evítalas como si fueran una plaga. Nadie gana en una pelea, incluso si sales ileso. Acepta disculpas y pide disculpas cuando te equivoques. No llenes tu vida con la negatividad. Siempre tendrás que desarrollar tus habilidades de comunicación y negociación.

11. Debes seguir aprendiendo si quieres tener éxito.

Tu educación está muy lejos de terminar después de salir de un aula por última vez. Dedícate a aprender cosas que te ayudarán en tu carrera, incluyendo las capacidades para asimilar, comunicar y persuadir.

12. Las decisiones que se toman en unos segundos que pueden tener ramificaciones a largo plazo.

Nunca tomes una decisión en un impulso emocional. Una decisión estúpida tomada sobre la marcha puede privarte de años de alegría y felicidad.

13. El dinero es difícil de ganar.

Cuando tu familia te apoya, puede ser difícil de entender lo mucho que vale el dinero. Sin embargo, cuando comienzas a vivir con tus medios, pronto te darás cuenta de que las cosas frívolas que normalmente no dabas importancia ahora adquieren una idea sobre la compra de que no vale la pena las horas de trabajo al ver la etiqueta del precio.

14. Es muy probable que tu círculo de amigos se haga más pequeño.


Al pasar por los 20 años, naturalmente comienzas a alejarte de algunos de sus amigos. Atrás han quedado los días de fiesta con una habitación llena de sus amigos. Te darás cuenta, sin embargo, de que los amigos que se esfuerzan en mantenerse en contacto contigo son los que significan más para ti.

15. Es probable que tengas un papel más importante que desempeñar en tu familia.

La familia es muy importante. Hasta ahora ellos le apoyaron, ahora es tu turno. Tus padres siempre pueden tratarte como si fueras un niño, pero con el tiempo necesitarán tu ayuda emocional - y quizás incluso financiera - a medida que crecen y se hacen mayores.

16. El trabajo duro no siempre se reconoce.

Debes aceptar que tu jefe no siempre puede notar tus contribuciones. No permitas que eso sea una excusa para volverte perezoso, y no protestar si alguien se lleva el crédito por tu trabajo. Ten cuidado.

17. La deuda te perseguirá.

Pero el hecho de que los profesionales más jóvenes están viviendo con deuda no significa que sea algo con lo que debas vivir por mucho tiempo. Da prioridad a sus gastos para deshacerte de las deudas tan pronto como seas capaz de hacerlo. Y en algún momento de los 20 años es probable que consigas una tarjeta de crédito, debes usarla sabiamente. Debes darte cuenta de que vas a terminar pagando el doble, o tal vez más, de esa ronda de bebidas en el bar porque lo pones en el crédito en lugar de pagar con dinero en efectivo.

18. Siempre hay alguien "mejor" que tu.

Siempre va a haber personas que son más inteligentes, más alegres, y simplemente "cualquier cosa" mejores que tú. Entonces, para ser feliz, tienes que aprender a aceptarte a ti mismo y a tus defectos. Persigue el éxito en tus propios términos, no viviendo la vida de otra persona o viviendo siempre a la sombra de otro.

19. Nunca tendrás "todo solucionado".


¿Recuerdas cuando pensabas que todo estaría resuelto antes de los 30 años? Te darás cuenta de lo tonto que es este pensamiento según se acerca tu 30 cumpleaños. La verdad es que te vuelves más sabio con la edad.

20. Convertirse en un adulto no es una transformación mágica.

Ser adulto es más una cuestión de mayores expectativas que cualquier cambio tangible. No importa lo bueno que puedas llegar a ser de adulto, no te olvides que debajo de todo, a cualquier edad, siempre está el niño un poco asustado, sin tener una idea real de lo que lo estás haciendo. Utiliza este conocimiento para reconocer que todo el mundo está en la misma situación que tú, no importa la imagen que otros proyecten al mundo. Esto puede ayudarte a ser más perspicaz, compasivo y clemente.


..

El Arte de la Guerra y la Estrategia


Estrategias desde la antigüedad hasta el presente explicadas de forma sencilla.

- Cómo vencer sin luchar.
- Estrategas y estratagemas.


Este libro sobre el arte de la guerra y la estrategia le va a ser muy útil porque trata sobre la lucha y el conflicto. Puesto que a lo largo de nuestra existencia
todos entramos en pugna con otras personas, es bueno conocer la estrategia para resolverlos. La estrategia preferible de hacerlo es la negociación, pero no siempre funciona.

Si elige participar en un conflicto, lo mejor es ganar cuanto antes con el mínimo daño propio y a ser posible, del adversario.

Descargar Demo Libro PDF


-???- | -???-