Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

Rendimiento y desarrollo personal

-???-


Problemas diarios de las personas: cómo hacerles frente

Liderazgo y rendimiento > Rendimiento > Rendimiento. Planificación

Cada día trae su cuota de dificultades y un sinfín de problemas diarios de las personas.

Ya sean problemas serios o sencillas complicaciones, todo esto forma parte de una serie transitoria de eventos que marcan nuestras vidas. Los problemas diarios de las personas sirven para adaptarse y hacerles frente. Recuerda que cada dificultad tiene una solución


Problemas diarios de las personas: cómo hacerles frente


Si puedes salir victorioso de las dificultades que caen sobre ti todos los días, eres una especie de héroe. De lo contrario corres el riesgo de convertirte en una víctima. Vamos a ver cómo seguir avanzando a pesar de las dificultades y los problemas diarios de las personas

Adáptate a los desafíos.

Somos el resultado de 2,5 millones de años de evolución y estamos aquí con una extraordinaria capacidad de adaptación que nos permitió, como especie humana, el sobrevivir en situaciones extremadamente difíciles. Imagina la vida en tiempos prehistóricos: cuevas, animales salvajes vagando a tu alrededor, el hielo, el frío, el descubrimiento del fuego ...

Si el hombre ha sido capaz de adaptarse para superar las pruebas fundamentales para la supervivencia, ¿por qué no vas a ser capaz de hacer frente a tus desafíos (casi) todos los días y, a menudo insignificantes, en comparación?

Este bagaje histórico hace que estemos preparados para hacer frente a las situaciones, incluso si a priori nos parecen imposibles. Tenemos dentro de nosotros los recursos, capacidades y potencial para adaptarnos y superar las dificultades que encontraremos en el camino de la vida.

Admite que existen dificultades.

Frente a situaciones difíciles o inesperadas, la primera reacción debe ser admitirlos. Esta es la realidad, la vida no siempre es color de rosa. Por lo tanto, tienes que asumir que tener grandes dificultades es parte de la vida.

No debe ser excusa para que caigas en el fatalismo y la resignación, sino para ver los problemas como oportunidades. Los problemas diarios de las personas deben verse como oportunidades para conocernos mejor, para aprender algo nuevo, algo mejor.

Frente a un nuevo reto, no debes quejarte y empezar a culpar a los demás o las circunstancias de los males que te suceden. Mantén la cabeza fría y empieza a buscar una solución.

Escoge entre las posibles opciones.

Cuando nos encontramos con dificultades sólo tenemos dos opciones: evitarlas (huir) o dar la cara (para luchar). Por supuesto, dependiendo de las decisiones que tomamos el resultado será diferente y vamos a tener que enfrentarnos a las consecuencias.

Si tomamos la dificultad como un muro infranqueable, vamos a renunciar a la búsqueda de una solución. Esto es probablemente lo que elegimos si nos sentimos impotentes porque no vemos una solución o porque no tienes la energía o el coraje para implementar la solución adecuada.

Si elegimos a huir, dejamos el problema sin cambios. Tú sabes, como yo, que los problemas se resuelven por sí solos en muy raras ocasiones.

Una situación de escasez, o de conflicto, puede permanecer latente y el riesgo más probable es que el problema resurgir en algún momento posterior. Y lo hará con más intensidad.

Si por el contrario estamos en condiciones de considerar el problema como un reto, entonces vamos a tener la tentación de tratar de resolver el problema. A pesar de que nuestros recursos actuales no te permiten una solución inmediata, vamos a empezar a pensar en ello: la búsqueda de información, los recursos, el conocimiento y posiblemente ayuda.

La elección dependerá de las circunstancias y de muchos factores, hazte estas preguntas:

¿Es real el problema?

¿Se puede ignorar?

¿Es realmente necesario resolverlo?

Si no lo resuelves, ¿qué consecuencias tiene? ¿Para mí, para los demás? ¿En mi trabajo, mi vida familiar, mi vida privada?

¿Tengo los medios para afrontarlo? Si no es así, ¿qué debería hacer para obtenerlos: entrenarme, pedir la ayuda de alguien?

Las consecuencias

Sin entrar en demasiadas nociones filosóficas, el problema está relacionado con una necesidad y es la satisfacción de esta necesidad lo que es la causa.

Si el problema no se resuelve, la necesidad no se satisface y nos sentimos frustrados, decepcionados, infelices y afecta a la moral. Perdemos la confianza en nosotros mismos y nos volvemos incapaces de encontrar soluciones.

Por el contrario, si se satisface la necesidad, nos sentimos felices. Se sale fortalecido de la prueba. Esta es obviamente la mejor opción.

Algunos consejos para terminar en los problemas diarios de las personas.


En las dificultades, nuestra mente tiende a escapar, para distraer en hacer algo más fácil.

Debemos permanecer concentrados en el problema a resolver.

No practicar la política del avestruz, que no conduce a ninguna parte.

No te evadas en excitantes, alcohol, drogas, etc. ¡Eso lo complica todo!

No te obceques en el problema, pero busca de soluciones.

Divide el problema en partes y tratar las piezas una por una. Cada pequeña victoria te hace más fácil hacer frente a la siguiente parte.

Escribe su plan de acción y empieza a actuar.

Sé tu mismo y ten confianza en ti.

¡Ama la vida a pesar de las dificultades!

Cuando alguien me dice: "tengo un problema", mi respuesta es la siguiente: " ¡Qué suerte! Sólo uno... ¿y cuántas soluciones? "




El Poder de Tu Mente

Leonardo Ferrari


Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti

Descargar Demo Libro en PDF



En la primera parte, aprenderás todo sobre el autocontrol.

La concentración mental, las técnicas de respiración para calmar la mente, la relajación y la meditación ya no tendrán secretos para ti.

Mediante unas técnicas probadas, con el poder de tu mente lograrás eliminar los problemas de sueño, dormirás mejor, y una vez dormido, a controlar y programar tus sueños.

Tendrás un buen conocimiento sobre programación neurolingüística que te permitirá modificar la conducta propia y la de los demás.

Además, conocerás a otra gran desconocida: la inteligencia emocional. Sólo con estos conocimientos es suficiente para seguir elevando tu mente durante toda tu vida.


En la segunda parte, conocerás y practicarás muchos aspectos de tu cerebro y de tu mente.

¿Sabías que no son lo mismo mente y cerebro? ¿Sabes cómo funciona el cerebro y sus efectos en tu mente?

También aprenderás a dibujar mapas mentales que te permitirán un mejor aprendizaje y más claridad mental.

Además, hay 15 técnicas probadas para desarrollar la creatividad.

Lograrás autohipnotizarte y conocerás las nociones básicas de la hipnosis.

Siguiendo esta línea, y con muchos ejemplos para practicar, sabrás cómo trabaja el inconsciente.

Hay dos capítulos más que previenen sobre la comunicación subliminal y la manipulación mental.

Por último, varias técnicas para mejorar tu memoria y acelerar tu capacidad de aprendizaje.


El libro es eminentemente práctico con ejemplos sencillos y claros para cada tema.

Sencillo, fácil y explicado con ejemplos

Lo lees y ya lo practicas

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


-???- | -???-